miércoles, 30 de marzo de 2011

Animado debate en Barbastro...





sobre el proyecto del tren "del Cinca y Campo"


(y el de Canfranc)





El día 11 de Septiembre de 1880 se publicó en "El Diario de Huesca" una extensa reseña sobre los festejos que se acababan de celebrar en Barbastro con motivo de la Feria. Además de los bailes se destacaba, especialmente, una reunión celebrada para impulsar la construcción del trazado ferroviario por "el Cinca y Campo". En principio, tenía que ser una manifestación de apoyo al proyecto, sin que eso supusiese oposición alguna a la opción del tren por Canfranc, pero la reunión puede decirse que acabó en agua de borrajas... Extraemos algunos párrafos.

"...allí Cupido con su carcax lleno, disparó a quema-ropa flechas sin cuento; algunas mamás dormitaban y más de un rancio solterón o encanecido papá hallaba medio de distraer sus ocios, haciendo historia de sus fazañas.
No debemos pasar en silencio los bailes celebrados en los casinos la noche del día 8. El Barbastrense se vio favorecido por lo más elegante y "fashionable" que en bello sexo encerraba los pasados días Barbastro. Allí hemos visto a las simpáticas señoritas de ... y a infinidad de almibarados pollos y gallos que pululaban en derredor de unas y otras bailando a los acordes del piano magistralmente tocado por el maestro Ferrer. Otro aspecto presentaba el Círculo de la Amistad: más bullicioso, mayor concurrencia, conjunto abigarrado de personas que contrastaba con el espléndido decorado de los salones y de la escalera de la casa y una mediana orquesta que hacía bullir a empedernidos corazones: también allí brillaban tentadoras morenas de negros ojos y esbeltas rubias de dulce mirada.
Pero el verdadero acontecimiento del día 8 en Barbastro fue la reunión o Junta celebrada a las 10 de la mañana en las casas consistoriales para tratar del ferro-carril del pirineo central por el Cinca y Campo. Habíala convocado a voz en grito por medio de circulares profusamente distribuidas a los pueblos, diputados y senadores, el alcalde de aquella ciudad, y él era por ende el llamado a presidirla; no fue sin embargo así, y apenas se abrió la sesión ante unas 130 personas que ocupaban el salón, balbuceó el señor alcalde algunas frases y con modestia suma rogó que "otro" ocupase la presidencia; indicaron algunos de los concurren
tes al diputado del distrito y éste aceptando tan honroso puesto ocupó la presidencia y pronunció un breve discurso, procurando alejar de la reunión toda idea política o de animadversión a los sostenedores del proyecto de línea férrea por Canfranc; no logró, sin embargo sus laudables propósitos; pronto la inoportuna discusión que se entabló puso de relieve el principal móvil que la informaba su iniciativa, llegando la pasión al extremo de consignar por boca de un señor, que me dijeron se apedillaba Fierro, que en Zargoza no había más de una docena que sostuvieren la línea por Canfranc. Nótose, desde luego, que había muchos forasteros y bastantes hijos de familia, brillando en cambio por su ausencia personas tan respetables en aquél país como el Marqués de Artasona, don Gregorio Sahún, don Nicolás de Otto, don Constancio Gamber, don Pedro Abad y otros.
Del órden, o mejor dicho desorden, de la discusión y de la "tessitura" de la reunión, poco diré a Vd. señor director, pues todo sería pálido al lado de la triste realidad; con reuniones como aquella nada bueno ni útil puede hacerse y lejos de atemorizar a los partidarios de la línea por Canfranc debe satisfacerles, pues ella ha demostrado el desbarajuste en que están los cerebros barbastrenses que sueñan un imposible".


(Fuente: Hemeroteca "Diario del Altoaragón". Fotos: Baile Campos Elíseos (Madrid) 1865, "La Ilustración Española y Americana". Estación de Canfranc, Celedonio García).

domingo, 27 de marzo de 2011

Algunos años después...


la carretera sigue sin hacerse


Con fecha de 12 de mayo de 1878, se publicó en "El Diario de Huesca" el artículo titulado "Crónica General", que transcribimos parcialmente en la entrada anterior de este blog. En él se hacía referencia a las dificultades con las que se encontraban los vecinos de Benasque para poder llegar hasta Campo. Pasados 19 años después de dicha publicación, encontramos en el mismo periódico una carta al Director, escrita también desde Benasque y firmada por "X", donde se pone de manifiesto el abandono que sufre el valle por parte de las autoridades estatales y provinciales. Entre otras deficiencias, destaca el firmante el grave problema de las comunicaciones: los caminos están muy mal y con la ansiada carretera las cosas siguen igual, no se adelanta nada, así las cosas, todo está peor de lo que estaba. Entresacamos algunos párrafos de dicha carta:



Carta de Benasque


22 de Octubre de 1893

Nuestra amistad, tan antigua como sincera, es lo único que me da valor para suplicar de Vd. la concesión de una página de su ilustrado DIARIO, en la cual puedan encontrar asilo los ecos de la opinión de este país, modesto cual otro, pero más olvidado que todos.


Y para que vea Vd., Sr. Director, que no nos quejamos sin razón recuerde lo acontecido con la tan larga interrupción de las obras del paso denominado "Peña de Rufas"....".

(continúa)


"Ahí tenemos sin concluir y sin adelantar un paso la carretera de Campo a Benasque, tan necesaria, tan importante y tan suspirada por los habitantes de este valle, aislados del mundo entero, porque no hay quien gestione la continuación de unas obras que ni son difíciles de construir, ni tampoco sumamente caras. Con decir a Vd, que para subir de la capital de la provincia a Benasque necesitan más tiempo y hay que luchar con más dificultades que para ir de Madrid a París, está dicho todo. Un día, no lejano, tuvimos esperanza de que los viajeros pudieran llegar a esta villa con relativa comodidad ¿habremos de alejarla para siempre y resignarnos a salvar la distancia que media entre las importantes localidades de Campo y Benasque con los medios primitivos de que se valieron los más antiguos habitantes de España? A comienzos de siglo había aquí un fuerte guarnecido por unos cuantos soldados; para surtirlo de lo necesario y para conservar la comunicación con el resto del país se cuidaba siquiera de que hubiera un regular camino de herradura, hoy en lo que se refiere al trayecto que media entre las dos villas antes nombradas, ni aún ese camino existe porque como las aguas lo destruyen y nadie los repara, está peor, mucho peor, que cuando no había ninguna carretera en nuestra patria".

(Fuente: Hemeroteca Diario del Altoaragón: Fotos: Cristina Pauli, Hermanos López)


Para mayor información puede consultarse lo escrito en nuestra web de Campo (inoperante en la actualidad) sobre el Congosto del Ventamillo.



miércoles, 23 de marzo de 2011

La carretera Campo- Benasque



Vía de comunicación imprescindible

12 de Mayo de 1878
El extracto del artículo que transcribimos a continuación, aparecido en "El Diario de Huesca", pone de manifiesto la falta de vías de comunicación desde Benasque a Campo y los problemas que ello ocasionaba.
"Crónica General

Más de una vez hemos recibido excitaciones de los pueblos enclavados en el valle de Benasque (Boltaña), para que llamáramos la atención de las autoridades y de la Diputación provincial sobre la carencia de vías de comunicación, no sólo con la cabeza del partido y localidades más importantes del mismo, sino también con la parte baja de la provincia. Persona que nos merece completo crédito y que figura en la actual Corporación provincial, nos informa hoy de lo difícil y hasta expuesto que es la comunicación desde la villa de Benasque, centro del movimiento del valle, a la de Campo, donde precisamente tiene que acudir el viajero y el traficante para tomar la carretera si pretenden trasladarse a Barbastro, a la capital, al resto de la parte baja de la provincia o salir de ella.

Los honrados y laboriosos benasqueses desconfían ya -y hacen bien- de que llegue a realizarse ninguna de las tantas promesas que en determinadas épocas se han formulado respecto al proyecto de carretera que podría sacarles de la postración y del abandono en que viven, pero cuando menos esperaban que la Diputación no desoiría sus justas reclamaciones dedicando alguna cantidad de la que figura en su presupuesto para caminos vecinales al mejoramiento del único que erizado de peligros les comunica con Campo.

(Fuente: Hemeroteca "Diario del Altoaragón". Fotos: Cristina Pauli, Daniel González Fuster)

domingo, 20 de marzo de 2011

Ecos de sociedad

"Diario de Huesca" del 7 de septiembre de 1929
Boda distinguida en Campo

"El día 29 de agosto, a las once horas, se celebró en esta Iglesia parroquial, adornada primorosamente, la boda de la bellísima señorita Josefina Boj Blanco, con don Miguel Aventín Nerín, de familias muy conocidas y prestigiosas en todo el país, constituyendo por tal motivo, la celebración de dicho acto un acontecimiento en esta localidad.Dignáronse apadrinar a los contrayentes la gentil señorita hermana de los contrayentes Lolita Boj y el prestigioso propietario y agricultor de Selgua don Antonio Albert.La señorita Josefina Boj estaba encantadora con sus galas de desposada, su vestido era de crespón "georgette" adornado con ricos encajes siendo portadores de las arras los niños José María Altemir Murillo e Ignacio Nogueras Gella.
Bendijo la unión el presbítero don José Boj, próximo pariente de la contrayente. Como testigos firmaron el acta don José María Altemir, alcalde de esta villa, y don Julio Benedé, del comercio, ostentando la representación judicial de este Juzgado don Antonio Nogueras, asistiendo además como invitado don Elías Boj y doña Dolores Blanco, padres de la contrayente, don Pedro Aventín y doña Ramona Aventín, padres del contrayente; las señoras doña Justa Boj, doña Alegría Torrente, doña Pepita Buendía, doña María Borruel, doña Lola Falches, Teresa Aventín, doña Laura Morillo, Cándida Larrosa, Pascualita Altemir y Rosalía Gella.

Las bellas señoritas María Blanco, Mercedes y Finita Falches, Gloria Castán, Clotilde y Petronila Llorens, Carmen Español, Angelita Danés, María Sazatornil, Carmina y Lolita Jiménez del Hierro, Jesús, Lolita y Pilarín Boj, Rosario y Carmen Benedé, Natividad Pesquer, Carmen Salinas, Joaquina Blanch, Petra y María Mur, Basilia Fuster, Asunción Puertas y Conchita Aventín.
Terminada la bendición nupcial los invitados se trasladaron a la morada de los señores de Boj, donde se sirvió un suculente banquete, haciendo los honores de la casa don Elías Boj y doña Dolores Blanco, secundados por sus simpáticas y encantadoras hijas, Jesús, Lolita y Pilarín, estando la mesa profusamente adornada de flores.

La gente joven se dedicó a la danza hasta altas horas de la noche, siendo una fiesta de la que se guardará eterno recuerdo, tanto por la alegría que en ella reinó como por la simpatía y belleza de las señoritas que en ella tomaron parte.
Los desposados salieron en automovil para Barcelona, Sevilla y otras poblaciones.



Reciban con este motivo las familias de Boj y Aventín nuestra más cumplida enhorabuena, uniéndonos a las pruebas de afecto recibidas en estos días por los numerosas amistades con que cuentan".
(Fuente: Hemeroteca "Diario del Altoaragón")

miércoles, 16 de marzo de 2011

Tormentas de verano




En el apartado de "Asuntos Provinciales" del Diario de Huesca, con fecha 1 de Agosto de 1901, encontramos la siguiente información:
"Horribles tormentas.
Son desconsoladoras en extremo las noticias que recibimos de varios pueblos del partido de Boltaña, refiriéndonos los enormes daños que han causado las tormentas que han descargado desde el día 25 del pasado mes de julio.
Entre dos y tres de la madrugada del día 25, se formó una tempestad que sembró la desolación y el espanto de los pueblos altos de la Fueva, de los situados en la ribera del Esera, Santaliestra, Caballera, Morillo de Sierra, Navarri y Campo. En esta villa toda la vega ha quedado arrasada por completo, pues cayeron piedras que llegaron a pesar entre tres una libra aragonesa; los daños se han hecho extensivos a todos los pueblos que rodean a Turbón, corriéndose la nube tormentosa hasta Cataluña.
Por efecto del pedrisco, engrosó el caudal del Esera con gran rapidez y con la misma descendieron las aguas, quedando sus márgenes en seco; momentos depués veíase en las orillas inmensa cantidad de peces grandes y pequeños, desde Santaliestra hasta Graus, que fueron recogidos por los vecinos, habiendo quien logró reunir hasta una arroba entre truchas, barbos y anguilas, quedando el río despoblado".


(Fuente: Hemeroteca "Diario del Altoaragón". Fotos: Ángel Huguet Ascaso, Beatriz Martín Gracia)

domingo, 13 de marzo de 2011

El tren que nunca existió: Benasque-Luchon


Muy cerca de hacerse realidad

(Trazado actual de la carretera para ir de Campo a Bagnères de Luchon. Mapas Michelin)


El 2 de Septiembre de 1910 se informaba en "El Diario de Huesca" del proyecto del tren denominado Transpirenáico Luchon-Benasque y, se transcribía allí un artículo dedicado a este tema publicado en el "Luchon Progrés", en su número del domingo 28 de Agosto del referido año 1910. De ese comentario del diario galo, ofrecemos algunos párrafos, donde se resaltan las ventajas que podría aportar el nuevo trazado ferroviario para ámbas vertientes de los Pirineos. (Para evitar confusiones, ya que el artículo está traducido al castellano, queremos insistir en que el periodista escribe desde Bagnères de Luchon).


"... De Madrid a Luchon por Cerbère hay 1.371 kilómetros. No habría mas que 608 si por medio de una nueva vía, se enlazase a través de los Pirineos centrales la estación de Barbastro con la de Luchon.
Madrid se aproximaría por medio de 663 kilómetros, Barcelona distaría 165 y Zaragoza estaría a 267 kilómetros de Luchon en vez de 930.
La distancia quedaría reducida a más de la mitad para todas las ciudades situadas en el centro de España, principalmente para las de las antiguas provincias de ambas Castillas.

¡Que diferencia en cuanto a las relaciones personales, comerciales e industriales! ¡Cuántas ventajas para los viajes de negocios y de recreo y para las relaciones de pueblo a pueblo!

Desde las principales ciudades de Aragón y de Cataluña se llegaría a Luchon en media jornada; para pasar un día de fiesta en Luchon, los habitantes de la cuenca del Ebro próximos a una estación férrea, podrían tomar el desayuno en su casa, llegar al mediodía a Luchon, pasar el domingo en medio de los atractivos y placeres que ofrece nuestra estación veraniega, y regresar a sus hogares antes del amanecer del siguente día.
De Benasque se vendría en una hora. Todas las mañanas de verano podrían traerse aquí fresas, legumbres, leche, manteca de vaca, higos y uvas de España. Nosotros enviaríamos allá cómodamente nuestros mulos de Francia, nuestros objetos manufacturados. Las magníficas llanuras de Monzón nos enviarían sus trigos, sus vinos, sus mejores frutos. Las minas de Campo nos proporcionarían el nikel, las de Castejón la hulla, las de Aínsa el cobalto.

Mil riquezas en zinc, en plomo, en cobre, en hierro, duermen en aquellos valles desde la inmensidad de los siglos; nuestra época de progreso puede esparcirlas por el mundo entero. ¿Qué es preciso para ello? 125 kilómetros de vía férrea a través de los Pirineos.

El camino de hierro Luchon-Benasque debe ser más pronto o más tarde una realidad. Bendito será eternamente el administrador que sepa dar a tan útil proyecto el impulso necesario para lograrla, afortunados serán los capitalistas que sepan comprender la importancia de la obra; dichosos serán los habitantes de las dos vertientes que han de lucir esta era de prosperidad.

Que las buenas voluntades unan sus esfuerzos, que los hombres animosos rompan las resistencias y venzan las dificultades, que nuestros representantes les presten su concurso y entre Luchon y España: "ya no habrá Pirineos".

Firmado: Vérité.


¡Que rabia que no se supieran aunar esfuerzos y ese tren nunca llegara a existir!



(Fuente: Hemeroteca del "Diario del Altoaragón". Fotos de trenes: Fernando Muñoz).

viernes, 11 de marzo de 2011


Crespillos...




y diversión.





(Fotos: Crespillos, Hotel Cotiella. Chicas, M. J. F.).


martes, 8 de marzo de 2011

Cultura




Cosme Castán, Presidente de la "Asociación Ball Axén" nos ha hecho llegar este información sobre una próxima visita cultural.




sábado, 5 de marzo de 2011

Campaña electoral 1914


Los diputados

nos visitan


El 8 de marzo de 1914, antes de que se desencadenara la Primera Guerra Mundial, tuvieron lugar elecciones generales en España. Recordemos que el año 1912 fue asesinado el diputado liberal José Canalejas y que el ambiente político era de gran crispación. Las elecciones de 1914 las ganó por amplia mayoría el Partido Conservador, llegando a la presidencia del Gobierno Eduardo Dato. Ejerció el cargo hasta el 9 de diciembre de 1915, fecha en la que dimitió por diferencias internas, cediendo el gobierno al Conde de Romanones. Éste, convocó elecciones para el 6 de abril de 1916. Eduardo Dato fue asesinado, el 8 de marzo de 1921.
Los políticos de nuestra provincia también llevaban a cabo sus campañas de captación de votos, por lo que organizaban algún recorrido por los pueblos. Según leemos en un artículo del "Diario del Altoaragón" publicado el 28 de febrero de 1914, "el candidato don Luis Fatás, el diputado don Pedro Martí y el influyente y activo liberal e industrial acaudalado de Graus don José Trell" se acercaron a los pueblos de la comarca para explicar su programa político. Después de visitar Perarrúa, se entrevistaron con vecinos de Besians y, luego, de Santaliestra. Tras el encuentro con los vecinos de Foradada y los de Murillo, llegaron a Campo.
"Luego, Campo, centro de reunión de numerosos distritos. Allí estaba el veterano jefe de los liberales, el amigo entrañable de don Manuel Camo, don José López, con dos Elías Boj, don Ramón Mascaray, don Antonio Sanz, don Antonio Pallaruelo, don Miguel Sesé y el culto e inteligente secretario don José Boya Pons, y llevados por un noble afecto de cortesía, allí estaba también para saludar a nuestro candidato el alcalde conservador de Campo, don Pedro Aventín, con una Comisión del Ayuntamiento. Este rasgo que tanto honra a quienes lo llevaron a cabo, agradó mucho a don Luis Fatás y es un signo evidente de progreso en nuestras luchas políticas.
En casa del más que jefe, patriarca de los liberales, don José López, hacemos alto y allí acudieron comisionados por Senz y Viu, don José Miranda, alcalde, don Ramón Subirás, don José Perna, don Mariano Campo, don José Pons.
Por el Valle de Bardají: don Ramón Ramiz, don Dionisio Campo, don José Fortuño.
Por Valle de Lierp: don José Ariño, señor Pérez Solana, don José Ariño Fumanal, juez, don José Garanto, don Sebastián Serena.

Ayuda para la construcción de un camino vecinal y de una escuela, pidieron estas comisiones, y no a cambio de ella, sino espontáneamente ofrecieron su ayuda desinteresada y entusiasta.

Y una visita de médico y de amigo al que lo es sincero José Altemir, que no pudo por hallarse postrado en el lecho recibir a don Luis Fatás y a quien éste fue a visitar a su domicilio.
Después lloviznando ya, paramos en Seira, El Run, Castejón, Villanova, Sahún y Benasque".
Al terminar el relato, se añade un curioso comentario que pone en evidencia las tácticas utilizadas en las campañas electorales, donde parece que todo vale para conseguir algunos votos:
"También se habló de un candidato, tercero en discordia, que procuraba llegar frente a los pueblos momentos antes o momentos después que nosotros, como sucedió en Boltaña, en Morillo y en Campo, tal vez para hacerse la ilusión de que por él salían las gentes a la carretera...".

(Fuente: Hemeroteca "Diario del Altoaragón". Fotograma de la película "Bienvenido Mr. Marshall". Fotos: Eduardo Dato y José Canalejas. Chiste: Tovar "El Imparcial", 14-2-1918)

miércoles, 2 de marzo de 2011

Más sobre la viruela...



sentimientos humanitarios

y cumplimiento del deber


Campo, 27 de Mayo de 1881


"Desde el día 16 en que hice pública la gran consternación reinante en esta villa a causa de la enfermedad variolosa que aflige a su vecindario, el mal, por desgracia, no ha cedido en su pernicioso alcance, pues continúa causando algunas defunciones, no obstante la favorable impresión producida en los decaidos ánimos la llegada del Subdelegado de Medicina y Cirugía de este partido, a quien hemos visto con especial gusto dictar y plantear las medidas que la higiene aconseja para contener el progreso y atajar tan terrible contagio.
Gratísima impresión ha causado también en los habitantes de este pueblo la solicitud y remarcado interés conque el Excmo. Sr. Gobernador civil señor Gambel ha acudido al alivio de sus necesidades, proporcionando socorros, demandando el apoyo del Gobierno, excitando el celo de todos para subvenir a las exigencias del público conflicto, ofreciendo hasta sus servicios personales y estimulando los sentimientos humanitarios y el cumplimiento del deber, de las autoridades y vecinos de las poblaciones limítrofes más importantes, para conceder hospitalidad a las gentes de Campo y concurrir a su socorro.
Público y general es también el agradecimiento hacia el celoso e ilustrado señor regente don Ignacio Laborda encargado de esta parroquia, quien sin temor al contagio, no perdona medio para auxiliar a los enfermos, cumpliendo con la mayor resignación y paciencia las grandes y difíciles obligaciones que sobre el mismo pesan, propias del elevado ministerio que tan dignísimamente ejerce.
Distínguese igualmente por su celo y su desprendimiento el Farmaceútico de esta villa, persona muy querida de todos sus habitantes, pues que dentro y fuera de los recursos de su facultad, alivia directa y eficazmente las necesidades de los enfermos pobres.
Deber es además el hacer pública la conducta observada por el cabo de la Guardia civil del puesto de esta villa, pues siempre ha estado cerca de las autoridades para prestar el auxilio que le ha sido pedido, y nos consta, que desde que ocurrió el primer caso de viruela, sus ofrecimientos nos han tenido límites y ha puesto generosamente su persona al servicio de las autoridades y de los pacientes.
En medio de tanta abnegación y de afanes y trabajos tan meritorios, descuellan en el conflicto varioloso de Campo las figuras de dos hombres modestos, pero cuyos nombres son dignos de figurar al lado de los más célebres filántropos.
Es común -sensible es confesarlo- en las poblaciones rurales de corto vecindario sobrecogerse extremadamente cuando la viruela altera su salud, contagio que es el que sin duda más aterra a la generalidad de nuestros campesinos. Por ello, a pesar de su característica nobleza y de la generosidad de sus sentimientos, suelen faltar los auxilios personales más precisos a los atacados y no pocas veces hasta se ha hecho dificil y costosísimo el enterramiento de cadáveres.No ha acontecido, por fortuna, nada de esto en Campo, gracias, además de la intervención de los sujetos a que antes nos hemos referido, al concurso activo y benéfico en sumo grado de los hermanos Manuel y José Riu, quienes sin omitir esfuerzo, sin reparar en peligro alguno, han corrido con caritativa solicitud al auxilio de los enfermos pobres, los han atendido durante el curso de la dolencia, les han proporcionado alimentación, medicinas y ropas, les han auxiliado día y noche con afan cariño y perseverante, llegando en varias no pocas ocasiones a encargarse de la extracción de cadáveres, de cabarles su fosa y de proceder a su inhumación. Sus cuidados han librado de la muerte a más de un ser aflijido y atacado de la perniciosa dolencia en medio de la soledad y miseria más absolutas; sus trabajos tan nobles y desinteresados han servido de poderoso ejemplo, han desarrollado la confianza en las clases más desvalidas, y tal vez sin ellos el cuadro de desolación y luto hubiera sido tan aterrador que no encontrara precedente.



Verdaderos héroes de rara abnegación han sido los hermanos Riu: por lo que a mi hace me limito a publicar sus acciones para que sus nombres sean conocidos por todas las personas cristianas y humanitarias, por cuantos estima en lo que valen las campañas de la caridad y los sentimientos de amor al prójimo, de socorro al necesitado.
Un aplauso unánime obtendría de seguro el digno gobernador señor Gambel, si partiendo de los hechos someramente apuntados, acordara abrir pública información sobre ellos, a fin de recompensar a los hermanos Riu con alguna de esas distinciones destinadas a premiar y enaltecer las acciones benéficas, que pocas, del género de las mencionadas, podrán registrarse más dignas de encomio y más señaladamente ejemplares.
Desde el día 16 hasta el de la fecha han ocurrido ocho defunciones y las recientes medidas adoptadas y los nuevos auxilios recibidos, confiamos que han de ejercer pronto saludable influencia en el desdichado estado sanitario de esta localidad".

(Fuente: Hemeroteca "Diario del Altoaragón". Fotos: Angel Huguet, M. J. Fuster, "Colecciones militares", Jose Murciano)