jueves, 28 de marzo de 2013

La Semana Santa en Campo


matracas y algunas costumbres



Para no repetirnos con las mismas explicaciones, si estáis interesados  en conocer, o tal vez en recordar, algunas particularidades de la Semana Santa en nuestro pueblo, podéis visitar los comentarios que ya hemos dedicado en este blog al mismo tema, como el titulado  Aleluya u otro, también con el nombre de Alleluia  además de aquél en el que hablábamos de las Procesiones, publicado en nuestra "ex web" de Campo.
Lo que yo recuerdo de aquellas celebraciones, hace ya bastantes años, es que en mi casa sabíamos cuando se acercaba la Semana Santa, calendarios aparte, porque mis hermanos se entregaban frenéticamente a la construcción de las matracas que tenían que hacer sonar durante estos días. Probablemente todos lo sabéis pero, por si alguien no lo recuerda, diremos que eran unos instrumentos para hacer ruido (que no música). Se hacían con una tabla a la que iban unidos una especie de martillitos o mazos móviles (uno, dos o tres...) que al golpear sobre la madera producían el ruido. En realidad, la tabla se sujetaba a un palo o agarrador y era al hacer girar este palo, cuando se provocaba el movimiento de los mazos, que, entonces, golpeaban. 
Como en esos días de recogimiento y tristeza no se podían hacer sonar las campanas, los chicos se encargaban de sustituirlas, recorriendo matraca en mano y a toda velocidad las calles del pueblo para llamar a los oficios religiosos, etc. Las tocaban con tanta vehemencia que muchas veces se les rompían.
A mi lo que me gustaba era cuando la procesión de Viernes Santo recorría las calles del pueblo ya de noche, y todo el mundo iba con las velas encendidas  cantando el "Perdón a tu pueblo, Señor, perdona a tu pueblo, perdónale Señor". En las pausas entre canción y canción, reinaba un silencio total y sólo  se oía el ruido de las cadenas, que arrastraba atadas a sus pies, el hombre que llevaba la cruz a cuestas. Era muy emotivo.  
También nos lo pasábamos muy bien "visitando monumentos"... Se dice así, "monumentos", en plural, porque era costumbre visitar diferentes templos de la ciudad o del pueblo,  pero como en Campo sólo tenemos una iglesia, pues íbamos allí, estábamos cinco minutos, salíamos a la calle a darnos un paseo de media hora, mirábamos a otros jóvenes "visitadores" que se estaban paseando todos endomingados y volvíamos a entrar en la misma iglesia para hacer otra visita. Todo eso con el consiguiente  ponerse y sacarse la mantilla.  
Aunque lo más divertido era cuando en el Oficio de Jueves Santo el párroco se arrodillaba para lavar los pies a las autoridades, que estaban sentadas  allí en el altar. No faltaba ningún año en el que el gracioso de turno, en el momento de sacarse los zapatos alguno de aquellos vecinos, no se llevara las manos a la nariz en señal de que le estaban llegando ciertos efluvios desagradables...
Que no se piense que a pesar de todas estas frivolidades no se vivía con devoción la Semana Santa, es que había tiempo para todo. ¡Eramos jóvenes! 
 

martes, 26 de marzo de 2013

Ruta guiada a Seira


 
¡y a Barbaruens!

Nos comunican de la Asociación Ball Axén, que el próximo sábado, 6 de abril, tendrá lugar una visita guiada a Seira, concretamente al Dolmen y a San Pedro de Tabernas.
Se saldrá a las 9 de la mañana de La Cova d'Axén, en Campo y se regresará entre las 12 y la 1 del mediodía al mismo lugar. Una vez allí,  se realizará una demostración de cómo se elaboran las "chiretas", plato típico de Campo y de otros lugares aragoneses. Posteriormente, se podrán degustar las "chiretas" para ver si están buenas (¡seguro que sí),   acompañadas de ensalada ilustrada, pan, agua/vino/refrescos/, postre tradicional y café, al precio de 15 euros por adulto y 10 para los niños.
 
Inscripciones: 974 550114 y 679 197632
 
Reservar con antelación, por favor. Esperamos que disfrutéis de un buen día.

viernes, 22 de marzo de 2013

Visita del Sr. Gobernador

Una visita importante


 El 28 de Febrero de 1950, el periódico "Nueva España" ofrecía información sobre el viaje que el Gobernador de la provincia, Sr. Gil Sastre, estaba haciendo por el Valle de Benasque y los pueblos de La Fueva. Después de dar cuenta de su estancia en Ainsa durante el sábado anterior, se daba cuenta de cómo fue el recorrido en la jornada del domingo.
Efectuadas unas breves pausas en Arro, Samper de Toledo de la Nata y Foradada de Toscar, la comitiva llegó a Campo, donde estaban esperando las autoridades civiles y religiosas. Seguimos el texto:


 
"El Frente de Juventudes con sus banderas, las niñas de las escuelas, enarbolando banderitas con los colores nacionales y lazos de la misma enseña, así como todo el pueblo, triburaron a  su excelencia un recibimiento entusiasta y de hondo matiz falangista. Nuestros colores familiares se hallaban en profusión en balcones, ventanas y en cuantos lugares había un hueco donde exponer la adhesión del pueblo de Campo al Caudillo de España y a su gobernador civil.  El recibimiento tributado en ese bonito pueblo fue sin duda espléndido. Todos los ciudadanos, con los organizadores del Movimiento al frente, esperaban en la carretera y todos acompañaron en manifestación a las autoridades hasta la plaza de la iglesia sin regatear los aplausos y vítores que fueron prodigados ininterrumpidamente por todos los vecinos de uno y otro sexo. El gobernador y acompañantes oraron breves minutos en el templo. Después, en la casa del Ayuntamiento y en el salón de Secretario tuvo lugar un cambio de impresiones. El secretario municipal leyó un pliego en el que se hacían diversas peticiones de carácter económico  social.
 "No era mi propósito pronunciar discursos -dijo el gobernador- y por eso he preferido conversar en esta estancia con el alcalde, presidente y concejales, así como los delegados de los diversos servicios del Movimiento. No he de ocultar a ustedes que he de procurar la solución de los problemas que me han planteado, especialmente los que están más o menos a mi alcance, pero éste de la madera -se refiere a una de las peticiones referentes a talas de árboles y aprovechamientos forestales- se sale de mi órbita y son ustedes mismos quienes deben intentar resolverlo. En Hecho tienen un caso parecido y los propios municipios afectados han sabido buscar la fórmula precisa. Hagan ustedes algo semejante y tendrán, en mi entender, resuelto un problema que tan dificil presentan." Termina el gobernador civil sus palabras exhortando a los reunidos a laborar por el mejoramiento del pueblo y a intentar solucionar por sus propios medios aquellos asuntos que sean, y lo son muchos, de competencia municipal y de fácil consecución".
Y tras unas vehementes palabras de dicho gobernador dedicadas al Caudillo y a la patria en general, acompañadas de los vítores de la multitud, la comitiva continuó su viaje a Seira, Castejón, Villanova, Sahún, Eriste y Benasque. Las autoridades de Campo se quedaron reflexionando...
(Fuente: "Nueva España",  Hemeroteca del  "Diario del Altoaragón". Foto: recibimiento de una autoridad en Campo, no sabemos precisar si es la que referimos. Escultura de "El Pensador" de Rodin.)

lunes, 18 de marzo de 2013

Reprimenda y castigo al Ayuntamiento



Unas autoridades un poco anárquicas (aunque parezca un contrasentido)
 

Gaceta de Madrid, nº 55. 24 de Febrero de 1885
Ministerio de la Gobernación. Real Orden.
Pasado a informe de la Sección de Gobernación del Consejo de Estado el expediente relativo a la suspensión del Ayuntamiento de Campo, que fue decreta por V. S. dicho alto Cuerpo ha emitido con fecha 10 del actual el siguiente dictamen:
"Excmo. Sr: Con Real Orden de 28 de Enero último, recibida en 5 del actual, se ha remitido a informe de esa Sección el expediente relativo a la suspensión del Ayuntamiento de Campo, decretada por el Gobernador de Huesca.
Funda su providencia la expresada Autoridad, en que del examen practicado en las oficinas municipales resultó que el Ayuntamiento no acordaba mensualmente la distribución de fondos ni tenía caja para custodiarlos; que no había libro de intervención ni formalidad alguna en materia de contabilidad, pues los ingresos no se hacían por medio de "cargaremes", sino anotando el Depositario en una lista el concepto de aquellos y los nombres y apellidos de las personas que entregaban fondos, aconteciendo lo propio en cuanto a los pagos, justificados tan solo por medio de simples recibos, algunos de los cuales no expresaban el concepto en que se verificaron y carecían de la firma del Ordenador y aún de los de los preceptores; que del examen de tan informales documentos aparecía un descubierto de 2.636,67 pesetas contra el Depositario, el cual dijo hallarse aquél representado en cartas de pago que obraban en poder del Alcalde; que las actas del Ayuntamiento y Junta municipal adolecían de diferentes faltas; que no se había rectificado el padrón vecinal ni las listas electorales, y por último, que la recaudación del impuesto de consumos se había llevado a cabo  sin estar provisto del correspondiente nombramiento....".
"Advierte la Sección que, habiendo nominado el Gobernador un delegado de su autoridad para inspeccionar la Administración del referido pueblo con fecha 12 de Agosto y, dado éste por terminado su trabajo en Septiembre, no aparece sin embargo dictada en el expediente providencia alguna hasta cinco meses después, o sea, en 20 de Enero último, lo cual es de extrañar, porque tratándose de correcciones gubernativas por razón de la responsabilidad en que los ayuntamientos incurran, no cabe demorar la aplicación de aquellas y sí han de producir los debidos efectos, entre otros el de hacer cesar inmediatamente los abusos o faltas que motivan el castigo".
"El desorden en materia de contabilidad ha sido tal, que no constando los ingresos en documento alguno legal y solo sí en un cuaderno de uso privado del Depositario, aunque éste dice haber recibido 9.071,03 pesetas, no puede menos de dudarse de la exactitud de la cifra y de la legalidad de la recaudación, aconteciendo lo propio con respecto a los pagos, con la circunsancia de resultar contra el Depositario un saldo de 2.636,67 pesetas que dijo estar representado en cartas de pago existentes en poder del Alcalde, residente la mayor parte del año en la capital de la provincia".

(Extractos del texto aparecido en "El Diario de Huesca" de 24-2-1885, Hemeroteca "Diario del Altoaragón". Cuadro: "Los recaudadores de impuestos" de Isaak van Ruysdael).

 

viernes, 15 de marzo de 2013

Presupuestos municipales


Control presupuestario

5 de Junio de 1879
"El secretario encargado accidentalmente del despacho del gobierno civil de la provincia, D. Domingo Ayuso, ha impuesto el máximum de la multa autorizada por la ley a los Alcaldes de los pueblos que no han remitido a aquella dependencia los presupuestos municipales para el ejercicio económico de 1879-1880, el cumplimiento de cuyo servicio recordó dicho funcionario, por circular que, llamándose Gobernador interino suscribió y apareció infinitas veces, allá por el mes de Marzo, en el periódico oficial.
Los Alcaldes multados por el Gobernador accidental han sido los de (transcribimos sólo algunos): Campo, Castejón de Sos, Coscujuela de Fantova, Merli, Valle de Bardají...
¿Por qué no aparece el Alcalde de Huesca en esta relación? Es un privilegio intolerable el no haber sido multado como los demás que han caido en falta por desobedecer las órdenes del Sr. Ayuso. Y que el Alcalde de la capital no ha remitido al Gobierno civil el presupuesto de 1879-90, se demuestra con decir que el Ayuntamiento aún no ha formulado su proyecto.
Múltese, pues, al Alcalde de Huesca y si no paga la multa a la cárcel con él".  
 
22 de Diciembre de 1883 
El boletín oficial de la provincia. Contiene el número de ayer:
- Circular del Gobierno civil de la provincia multando en 17 pesetas y 50 céntimos, por no haber remitido dentro del plazo que se les fijó los resúmenes del presupuesto de 1881-1882, a los alcaldes de (transcribimos sólo algunos): Campo, Ejea (Valle de Lierp), Foradada, Güel, Laspaules, Merli, Morillo de Monclús, Seira, Villanova...

 (Fuente: Hemeroteca "Diario del Altoaragón", notas aparecidas en "El Diario de Huesca")

lunes, 11 de marzo de 2013

Cosas de la guerra


y un recuerdo para todos aquellos jóvenes


La información que hemos encontrado sobre Joaquín Fuster Auset, nacido en Campo en 1913, nos parece muy esclarecedora sobre el sinsentido de la guerra. Los datos que nos brinda su expediente en la Prisión de las Capuchinas de Barbastro nos confirma lo que Basi, hermana de Joaquín, siempre nos había dicho: "En la guerra sufrimos la locura de los dos bandos. Los de izquierdas nos perseguían porque pensaban que éramos de derechas (creían que teníamos dinero). Los de derechas fueron por nosotros porque pensaban que teníamos ideas liberales (lo que significaba ser de izquierdas...").
Estos son los hechos de los que habla el dossier:
1. Acabada la guerra, Joaquín ingresa en la Prisión de Las Capuchinas el 5 de Octubre de 1939, a los 26 años. Tiene consejo de guerra el 17 de Febrero de 1940. Sale de prisión el 20 de Marzo de 1940.
2. Vuelve a ingresar el 10 de Diciembre 1940. Sale el 27 de Septiembre de 1941.
3. Muere el 28 de Noviembre de 1948, a los 35 años, a causa de las secuelas de la prisión.
Se acusaba a Joaquín y dos jóvenes más de Campo de haber participado en el arresto y posterior asesinato de otros vecinos. Los tres se defendieron diciendo que habían presenciado el arresto obligados por el presidente del Comité Antifascista, que no iban armados y que nunca llegaron a estar en el lugar donde se cometieron los crímenes. Finalmente (tras una injusta prisión), los tres fueron absueltos. Textualmente, ésta es la parte referente a Joaquín, similar en casi todo a la de sus compañeros:
"Joaquín Fuster Auset, vecino de Campo y de 26 años de edad, antes del Movimiento tanto él como su familia eran de ideas derechistas. Iniciado aquél, obligado por el Presidente del Comité le acompañó sin armas en un coche ligero la noche en que fueron asesinados varios vecinos en el Cementerio de El Grado, sin que se haya comprobado que el encartado participase o presenciase el fusilamiento; al día siguiente volvió al pueblo con los demás encartados y en cuanto se enteraron de que los detenidos habían sido asesinados, hizo la oposición al Comité junto con las demás personas de orden del pueblo, hasta lograr que sus componentes fueran destituidos y detenidos. El procesado también estuvo detenido por los rojos con anterioridad y, por sus ideas derechistas a punto de ser fusilado...".
Pobres jóvenes los de aquella generación, que se encontraron en medio de unos odios que no entendían. Joaquín estuvo en el Frente de Madrid y en la batalla del Jarama,  y en medio de aquella masacre se enamoró de una chica de Morata de Tajuña, con la que se casó. En eso tenía entretenida su cabeza por aquellas fechas, según hemos oído. 
(Fotos gentileza de Inma Sánchez y de Dorita Brunet)

martes, 5 de marzo de 2013

La fiesta del árbol

y todo el pueblo junto, para celebrarla 
 
Cuenta Antonio Castel, que fue en 1925 el año en que se celebró con mayor brillantez la Fiesta del Arbol en Campo, con la presencia de las autoridades municipales, maestros, escolares y todos los vecinos. Cada chico plantó un chopo en la llera del río, cerca de la Palanca. La plantacion resultó bien distribuida porque, previamente, se habían trazado líneas formando cuadros. Al final del acto fueron obsequiados todos con unas bolsas de caramelos, regalo que fue muy apreciado y que, en la foto que mostramos, se advierte que los niños lo muestran orgullosos en sus manos. A partir de aquél día, cada escolar tenía que cuidarse de regar "su" árbol, el que había plantado, hasta que ya fuera suficientemente alto.
Parece ser que en el primer país en que se celebró esta fiesta fue en Suecia, donde Jean Baptiste Jules Bernadotte (rey desde 1818) recogió la idea y simbolismo del "Arbol de la Libertad" extendida en Francia durante la Revolución. No obstante, la iniciativa de un Día del Arbol se difundió desde Nebraska (EE.UU), donde comenzó a implantarse en el año 1872. En España, el 4 de Enero de 1915 se instauró por Real Decreto  la obligatoriedad de celebrar esta fiesta en todos los términos municipales del Estado, pero la órden fue seguida de forma irregular. A principios de siglo XX, gracias al impulso dado por Joaquín Costa y las ideas regeneracionistas, se puso todo el empeño para que se volvviera a celebrar dicha fiesta. Concretamente, a partir de 1923, con la Dictadura de Primo de Rivera, esta celebración fue habitual en todos los pueblos, distinguiéndose los municipios altoaragoneses por su gran entusiasmo. Hay que destacar,  que las consignas oficiales insistían en que debía ser una fiesta de y para todos los vecinos, sin que importara la diferencia de ideas políticas, clase social, etc. Estaban especialmente invitados a involucrarse en esta iniciativa, tanto las autoridades religiosas (párroco), como las  civiles (médicos) y, sobre todo, los maestros.

(La foto de los vecinos de Campo en la Celebración del Día del Arbol, está datada por algunas personas en el año 1925, mientras que para otros es de 1923). 
 

sábado, 2 de marzo de 2013

La calle del Ballo

De arriba a abajo
 

 
 
 
 
 y de abajo a arriba